Meta y Mark Zuckerberg muestran sus bestiales prototipos de visores VR

Cuando Mark Zuckerberg decidió cambiarle el nombre a Facebook por Meta para perseguir la concepción del metaverso como una suerte de plataforma virtual paralela, al más puro estilo de Ready Player One, muchos creímos que se había vuelto loco.

Sin embargo, con el paso de los meses, hemos ido comprobando cómo el ejecutivo no ha quitado el dedo del renglón e inusualmente se han mostrado bastante abierto a ir compartiendo cada uno de los avances logrados por su compañía para obtener la experiencia más real posible

Es así como ahora tenemos este panorama peculiar, en donde grandes marcas, como Coca-Cola, han comenzado a incursionar en este terreno del metaverso.

Y ahora todo apunta a que más temprano que tarde, las grandes compañías tendrán un espacio virtual en esta plataforma que podría convertirse en la siguiente gran evolución de las redes sociales.

El único “pequeño gran problema” es la tecnología de Realidad Virtual, que ya es funcional en general pero que resulta insuficiente para llevar la experiencia al nivel que busca el metaverso de Zuckerberg. Aunque tal vez ese obstáculo está por ser superado.

Meta muestra sus visores VR con Mark Zuckerberg

En un movimiento realmente inusual, el CEO de Meta y cofundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha publicado un video en donde le muestra al mundo los principales prototipos de visores VR que ha desarrollado su equipo.

En el material audiovisual de apenas 90 segundos de duración, el ejecutivo nos muestra en general cuatro prototipos distintos desarrollados hasta el momento:

Mark afirma que los prototipos están ayudando a lograr la meta de la compañía de crear pantallas tan “vívidas y realistas como el mundo real”.

Para ello, según relata, necesita que sus visores VR pasen la prueba visual de Turing, en honor al juego de imitación de Alan Turing, en donde básicamente se busca lograr la tecnología que logre convencer al cerebro de que lo que está viendo es 100% real aunque no sea cierto.

En orden de poder lograr superar esa prueba sería necesario superar cuatro desafíos en concreto:

La resolución de la retina, que debe llegar hasta los 60 píxeles por grado, igual que el ojo humano, y que es conseguido por el prototipo Butterscotch.

El varifocal, que hace posible enfocarse en distintos objetos virtuales en tiempo real posible y que es posible en los prototipos Half Dome.

La distorsión de video es el tercer reto, para evitar distinguir que se trata de un render digital y que es corregido por el tercer prototipo.

Y por última está el reto de integrarle HDR a las pantallas de los visores VR para garantizar colores vivos y realistas. El prototipo Starburst es el único que por el momento lo tiene.

El asunto es que ninguno de los prototipos suma las cuatro virtudes que lograrían la plataforma de VR perfecta.

Así que Meta trabaja ahora en resolver cómo podría integrar todas esas cuatro soluciones a un solo dispositivo.