Las acciones de Ubisoft se hunden un 30% tras anunciar retrasos y malas ventas

0
59

Ubisoft ha sufrido la mayor caída en bolsa en los últimos años tras el pobre resultado comercial de videojuegos como The Division 2 y Ghost Recon Breakpoint. Las altas expectativas depositadas en ambos juegos, y la mala valoración de la crítica, ha causado que las acciones de la empresa se desplomen un 30% y se haya visto forzada a retrasar varios de sus títulos más importantes.

Han reducido sus proyecciones de ventas e ingresos de forma drástica

Las acciones se han visto trastocadas después de que la propia empresa, a través de su consejero delegado Yves Guillemot, comunicase una reducción en los ingresos y los beneficios obtenidos por la venta de videojuegos en 2019. Ubisoft ha reducido drásticamente sus proyecciones de ingresos de unos 490 millones de euros a una cifra no estipulada entre 20 y 50 millones de euros. Entre muchos otros factores, Ubisoft culpa directamente a la falta de interés comercial suscitado por Ghost Recon Breakpoint, todo un fracaso en ventas, y a la reducción de expectativas comerciales previstas para The Division 2, un juego que estaba destinado a igualar el éxito de 2016. De hecho, creían que podrían repetir el mismo trimestre de los años 2016 y 2017, pero la realidad ha sido distinta.

«No hemos cumplido con ambos juegos», explicaba el presidente ejecutivo Yves Guillemot en una reunión con los inversores celebrada ayer. Junto a las declaraciones del máximo responsable del ente francés, el director financiero Frederick Duguet, por su parte, reconoció que la compañía necesita «elevar» la calidad de sus juegos, y de ahí el retraso colectivo de algunas de sus producciones, que llegarán varios meses más en salir al mercado.

Tom Clancy's The Division 2 Imagen 1

La caída en bolsa se debe al pobre resultado comercial de varios títulos y al retraso de sus videojuegos para 2020

Tras estas declaraciones, el mercado ha reaccionado. Las acciones han descendido un 30% hasta los 43,80 euros por participación, aunque en estos momentos parecen haberse recuperado ligeramente. La empresa acumula un descenso total de un 38% en su cotización y valor bursátil en términos generales, demostrando el mal año que ha sido 2019 para Ubisoft tras varios fracasos comerciales y juegos que no han despertado el interés, como Far Cry New Dawn. Sin embargo, los analistas, aunque son conscientes del problema, no quieren entrar en el alarmismo.

Ubisoft se recuperará, pero le costará

«Está claro que Ubisoft necesitará de algún tiempo para recuperar la confianza del mercado», explicaba Robert Berg, analista de Berenberg. «Aunque debe haber sido una decisión muy difícil, creemos que la gerencia está haciendo exactamente lo correcto al retrasar estos juegos», añadía. «Los inversores se sentirán frustrados con los desarrollos recientes de los acontecimiento, y con razón», comenztaba Neil Campling, analista de Mirabaud Securities. «Pero al garantizar que los lanzamientos futuros se centren más en la calidad, y luego se programen con tiempo para el siguiente año fiscal, justo cuando salen las nuevas consolas, puede ser un movimiento inteligente«, concluía.